viernes, 5 de agosto de 2011

¡Se me ha roto una uña! Pues a arreglarla...

Se me ha roto una uña y no puedo cortármela porque ha sido un poco hondo. Vi por Internet una forma de arreglarlas que ya he utilizado alguna otra vez y es un buen apaño. Os he hecho unas fotos del proceso (con las prisas para que no se secara el pegamento algunas han salido borrosas...)

No se aprecia bien, pero así tenía la uña:



(como veréis en algunas fotos, la uña del dedo medio también se me rompió, pero quedó tan corta que me niego a cortarme tanto las otras).

LO QUE SE NECESITA:


 Se corta la bolsita de té:


 Se tira el té (o si lo quieres aprovechar, te haces un tececito con colador), se corta luego la bolsa para que quede toda abierta y se corta un trozo del tamaño de nuestra uña:




 Limpiamos la uña bien con alcohol y ponemos una capa de pegamento para uña (la verdad es que si lees los ingredientes y las advertencias son los mismos que el Loctite o el Super Glue):


Ponemos con mucho cuidado el trocito en forma de uña  y nos ayudamos con un trozo de plástico (podemos usar el mismo que protegía la bolsa de té) para que el pegamento no se nos pegue en los dedos:


 Recortamos el trozo de bolsita sobrante:


 Volvemos a poner pegamento sobre la uña (se me fue la cabeza con los nervios y lo puse antes de recortar el sobrante):


 Cuando ya está bien seco, limamos con la parte lisa de la lima con paciencia hasta que quede suavita:



 Y así me ha quedado mi uña arreglada:


Como veis está lista para pintar normalmente. Yo le he puesto una capa de brillo y ya está:



Según la vez anterior que me lo hice, me aguanta perfectamente una semanita.

Bueno, ¿qué os parece?

1 comentario:

  1. que chulada, a mi hija se le rompen mucho las uñas de los pies (que no se porque) y con el miedo que le da que se las corte, que a veces es muy hondo, me puede servir tu invento gracias

    ResponderEliminar

Deja tu comentario ¡Me hará muy feliz saber tu opinión! :)